¿Becarios? ¿Precarios? Mejor: Becarios precarios

martes, 29 de julio de 2008

El mito del becario en la profesión periodística es algo archiconocido por todos. Opiniones hay para todos los gustos en cuanto a este tema pero creo de relevancia hablar de ello ahora que las redacciones de todos los medios se llenan de jóvenes dispuestos a comerse el mundo haciendo las sustituciones de los redactores que se toman sus merecidas vacaciones. Y hago este comentario al hilo del artículo publicado en EL MUNDO donde se pone el ejemplo de algunos personajes conocidos de la televisión como Matías Prats, Pedro Piqueras o Manolo Lama que también pasaron por este trámite de ser becarios de los medios de comunicación: http://www.elmundo.es/elmundo/2008/07/25/television/1217017077.html

Precisamente quien firma el artículo es María Ruisánchez que paradójicamente fue quién se puso en contacto conmigo cuando entré a trabajar en dicho medio. Pretendo en este artículo poner sobre la mesa un tema fundamental: reconocer a los becarios su labor. Si se consigue pleno empleo en verano en este país, es gracias a los becarios. Si las redacciones sacan adelante el trabajo en verano, es por nosotros. Si tenéis vacaciones es porque nosotros hacemos vuestro trabajo. Ser becario, es una arma de doble filo...es cierto que se aprende, hasta el punto de que llegas a ser uno más en la redacción. Es absolutamente necesario pasar por ello, porque sólo se aprende trabajando, la universidad es un puro trámite burocrático. Pero todo en esta vida tiene sus límites.

Soy becario, de hecho llevo haciendo prácticas desde el primer curso de la carrera. Disfruto con mi trabajo, aunque muchas veces (las que más) trabajo más horas de las que me correspondo, y además sea de noche. Aunque un compañero me pise el trabajo, aunque cuando acabe el próximo 31 de agosto no me renueven. No importa, lo tengo asumido, se que antes que yo tienen que contratar al sobrino, primo, hijo, hermano, conocido del jefe. Pero lo que más me joderá será recoger un diploma ridículo que me reconoce mi trabajo como becario, durante 5 horas al día y 5 días a la semana. Y un cuerno. Aún así lo asumo, y sigo con mi camino. Y ahora estoy en mi cuarta etapa de prácticas, y soy consciente de que quizás me queden otros 2 años más en estas condiciones. No me importa, también lo asumo, y sigo luchando por conseguir un sueño. Que espero que no se desvanezca, aunque creo que los becarios tenemos motivos suficientes para que el sueño de ser periodista se esfume. Te das cuenta que cuánto más grande y más importante es la empresa, peor tratan a sus becarios. Esto es algo para la reflexión.

No podemos quejarnos por la jornada de trabajo. Si hay que estar 15 horas al pie del cañón, se está. Al menos ese es mi pensamiento. No sentirte nunca inferior a nadie. Trabajar lo máximo posible para mojar la oreja a los redactores estrella y seguro que siendo así, las oportunidades irán llegando. A nadie se le escapa que el trabajo es la única forma de llegar arriba. Muy arriba. Aunque todo depende de las metas que cada uno se ponga. Pedro Pablo San Martín, subdirector del AS ya lo dijo hace cosa de un mes cuando dos decenas de becarios aguardaban a las puertas de la redacción para ver cumplido su sueño: "Vais a trabajar como animales por un sueldo que no os da ni para el bono-bus". La verdad es que se extralimitó un poco. Muchos son los medios que explotan, (la mayoría), pero también dan oportunidades de sentirse importante a los jóvenes que aún no han terminado la carrera y que tienen sus primeras oportunidades profesionales.

Yo considero fundamental realizar prácticas durante la carrera. Y más en nuestra profesión. Quizás es por eso que desde el primer año en la universidad mi vida ha ido ligada a experiencias profesionales. Tengo que agradecer, no obstante, haberlo hecho durante tanto tiempo. La mayoría de mis compañeros de facultad no han realizado aún prácticas en ningún medio. Yo puedo decir que sí y además me he permitido la osadía de elegir entre varias y dejar de un lado la que consideraba menos importantes. Y tengo claro que eso es gracias a mi trabajo y a mi esfuerzo. Al montón de horas que me he chupado en una redacción mientras mis compañeros salían de fiesta o lo que es peor: mientras empleaban esas horas para estudiar y aprender. Decidí coger el camino de aprender en el mundo real antes que aprender en las aulas de la universidad. Y no me ha ido mal. Al menos de momento. De hecho, con 22 años me estoy chupando un verano SÓLO en Madrid mientras mis amigos están TODOS de viaje, de vacaciones, en la playa o de fiesta por ahí. Y lo peor es que encima estoy contento. De verdad que a veces me siento a pensarlo y no lo entiendo. Será que de verdad me gusta esta profesión.

Muchos son los compañeros que se asombran al ver un currículum plagado de experiencias profesionales y que todavía no haya terminado la carrera. Y aún se asombran más cuando les comento que no la he terminado porque no me correspondía. Que voy a curso por año. Me ponen el ejemplo de personas que han terminado la carrera con un buen expediente hace ya un par de años y continúan siendo becarios. Me cuentan que ya sólo me queda echar raíces en algún medio y centrarme en continuar ahí cuando termine la carrera. He hecho radio, prensa escrita y prensa multimedia. Sólo me falta la tele, pero no creo que de ese paso. La caja tonta se ha convertido en un medio de entretenimiento en exclusividad y quizás por ello no me llama la atención. El caso es que creía conveniente hacer hincapié en este tema porque cierto es que algún parecido encuentro con el artículo mencionado anteriormente. Pero también creo que en vez de hacer un artículo donde de forma graciosa se trate este tema, se podían haber esforzado un poco más en realzar la figura de unos jóvenes ilusionados que se esfuerzan por sacar un producto al mercado y cuyos beneficios los disfrutan aquéllos que se encuentran ahora mismo en la playa.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, hijo; pero no olvides dos factores IMPORTANTES Y DETERMINANTES en toda actividad económina:
a) Las oportunidades que se ofrecen a todos los que se incorporan al mercado laboral, siempre son en precario y además hay que destacar para optar a cualquiera de ellas. Secreto: trabajo, abnegación y humildad.
b) Detrás de cada oferta laboral existe una empresa que, en el campo económico, mirará siempre por sus resultados económicos ( aunque ello no signifique que descuide la calidad de su producto a ofrecer a sus lectores).
TODO EN ESTA VIDA PARA LA GRAN MAYORIA NO TIENE SECRETOS.
Un beso

Anónimo dijo...

Nene, no necesitas abuela. Ni abuela ni enchufe. Sigue teniendolo así de claro, llegarás lejos. Pero ojo, no muerdas la mano a quien te da de comer. Y ten en cuenta que todos los profesionales hemos tenido que aguantar prácticas, a ti por lo menos te las malpagan, yo iba a quitar el trabajo a otros y no me pagaban nada.
Se bueeeeeno.

Anónimo dijo...

PD. Perdón nene, no lo he dicho, pero estoy muy de a cuerdo contigo y con el primer "anonimo"???.

Daniel San dijo...

Alguien que ama esta profesión no va lamiendo culos a los periodistas "estrellas" ni se chupa 15 horas diarias por un mísero sueldo. Alguien que ama esta profesión lucha por ser respetado.

No considero que el camino para llegar a algo sea aolamente a través de un gran medio en el que te van a explotar. Muchas veces es mejor entrar en uno más modesto pero en el que te traten como a uno más... no como "el becario".

Está muy bien eso de querer ser como Manolo Lama, Roncero, del Olmo y compañía, pero lo más importante es ser fiel a uno mismo y no dejarse pisotear por muy becario que se sea.

PD: No digo que ese sea tu caso, pero sí el de muchos becarios que están aquí más por la fama que por amor a una profesión.

Anónimo dijo...

Y quien tenga envidia, que se la raspe, nene.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo!!! Ahora estoy igual que tú y también me siento muy orgullosa de estar ahí que me lo he ganado con esfuerzo y aunque no sea la panacea ni el sitio en el que me gustaría estar me está dando muchas alegrías y una gran satisfacción por la experiencia tanto profesional como humana que estoy viviendo. bss (Martita)

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la denim de blogger.