Esperpentos patrios

lunes, 7 de abril de 2008

Rodolfo Chikilicuatre estará el mes próximo en Belgrado representando a más de 40 millones de españoles en el Festival anual de Eurovisión. Fue designado entre miles de candidatos a través de Internet con un número de votos espectacular. Hoy se ha publicado que según la web oficial del Festival, el ya mítico "chiki-chiki" es el vídeo más visto en el portal youtube. Más de 8 millones de visitas ha recibido el representante español, dejando a una distancia sideral al segundo más visto, el candidato de Turquía que se ha quedado en apenas poco más de 1 millón.

Esto que quiere decir, ¿que podemos ganar Eurovisión? No lo creo. Unicamente hemos ganado una vez, durante los años franquistas con el "la,la,la" de Masiel. Eurovisión se ha convertido en una forma de dar cabida a los nuevos países del Este en la nueva Unión Europea. El país que gane un año, tiene derecho a ser sede del próximo festival de Eurovisión. Esto hace que ese país recaude mucho dinero y pueda dar una imagen de modernidad ante el resto del mundo. Hay que recordar que estos nuevos países, no hace muchos años que estaban anclados en el pasado comunista y aún les que queda mucho por hacer para llegar al nivel de los países occidentales.

Eurovisión es política y por ello unos países votan más a otros por afinidad que por criterio musical. Aquí entran en juego las relaciones internacionales y los relaciones públicas de cada país. Pero no parece que España pueda llegar a organizar en un futuro próximo el festival de Eurovisión, entre otras cosas porque no estamos tan necesitados como otros países de dar esa imagen de modernidad, porque no tenemos ese equipo de relaciones públicas que puedan entablar buenas relaciones internacionales con otros países (sólo hay que ver la imagen del Presidente Zapatero sólo en la última cumbre de la OTAN, auténtico fallo garrafal del departamento de comunicación e imagen) o simplemente por la elección de candidatos que este año ha llegado al colmo de la imbecilidad. Si el único gancho que tenía el "chiki-chiki" era la letra, ahora resulta que hay que cambiarla para poder cantarla en el festival. Ya no podremos imaginarnos a Mariano o a Zapatero bailando el "maikeljacson". Al final ganará el pavo Dustin irlandés y nosotros seguiremos siendo unos segundones, como con la selección española de fútbol.

1 comentarios:

raesvic dijo...

Con Franco se eligió a Serrat, el cual lo rechazo porque queria cantar en Catalán y eso no era posible porque tenia que ser en la lengua oficial del Estado.

Ahora tanto hemos avanzado en algunas cosas hacia atras que va el chikilicuatre. Es como si en aquellos hace 30 años hubisen elegido a Gabi, fofo y milikito.

En fín vivir para ver.

 
Plantilla creada por laeulalia basada en la denim de blogger.